miércoles, 30 de junio de 2010

Resumen de Por qué socialismo? Albert Einstein.

Siguiente análisis corresponde por que el socialismo, desde el punto de vista científico según Albert Einstein, aquí se compara las diferencias entre la economía y la astronomía ambos campos procura descubrir leyes que sean aceptadas a nivel general por un grupo de circunstancias o fenómenos.

El descubrimiento de las leyes son generadas de una forma normativa es decir, ocurren fenómenos que muchas veces nos llevan a cambiar tanto las leyes como el funcionamiento de la economía.

Aquí la historia nos habla de la humanidad, como la conquista de los pueblos nos ha hecho cambiar de una manera siempre beneficiando a un grupo monopólico donde ellos tienen el poder y las leyes, por eso en la época de la conquista imponían las leyes de acuerdo a su bienestar, llamado este periodo la fase depredadora del desarrollo humano.

El verdadero propósito del socialismo, es precisamente superar y avanzar más allá de la fase depredadora del desarrollo humano, en segundo lugar el socialismo está dirigido hacia un fin ético social, pero la ciencia puede proveer lo medio para lograr ciertos fines.

Por estas razones no debemos sobrestimar la ciencia y los métodos científicos cuando se trata de problemas humanos, es decir que los científicos no son los únicos que tienen el derechos de expresar y solucionar problemas, si no que la sociedad, las leyes, conjuntamente también tienen el derecho de solucionar los problemas que cada día nos aquejan sobre todo a grandes grupos más pobres y que viven en crisis.

En el mundo existe hombres que cada día luchan mas por la existencia de la humanidad, de corregir los errores, solucionar problemas, evitar guerras, cuidar el ambiente y naturaleza. Con la finalidad de preservar la raza humana y mejorar sus condiciones de vida en armonía con la naturaleza y sus combinaciones especificas en el cual los individuos pueden alcanzar un equilibrio interno y contribuir al bienestar de la sociedad.

El hombre adquiere en el nacimiento en forma hereditaria una constitución biológica que podemos considerar fija, durante la vida adquiere una constitución cultural que adopta de la sociedad por la comunicación y a través de muchas otras influencias que pueden cambiar y determinar la relación entre el individuo y la sociedad. El individuo nunca ve a la sociedad como algo positivo si no más bien como una amenaza a los derechos naturales y económicos, es decir es egoísta a la superación de toda la sociedad.

La sociedad capitalista se puede considerar como uno de los grandes males de la sociedad, ya que ellos son una comunidad muy grande de mucho poder, los cuales son dueños de los medios de producción, de la capacidad productiva y capital adicional. Ellos están en posición de comprar la fuerza de trabajo de los trabajadores, el trabajador produce nuevos bienes que se convierte en propiedad del capitalista, la cual está orientada hacia el beneficio.

Los capitalistas privados inevitablemente controlan directamente o indirectamente la fuente principal de información como son prensa, radio, tv, educación, y pueden manejar y llegar a la sociedad. En el capitalismo el progreso tecnológico produce con frecuencia más desempleo, en vez de aumentar el trabajo para todos, también la motivación del beneficio conjuntamente con la competencia entre capitalistas es responsable de una inestabilidad en la acumulación y en la utilización del capital.

Nuestro sistema educativo entero sufre de este mal capitalista. Se inculca al estudiante a una actitud competitiva de que solamente va obtener una profesión para beneficio individual, y que no deben prestar ningún servicio a la comunidad ni a su semejante, hay que eliminar estos grandes males de la educación.

El establecimiento de una economía socialista, acompañado por un sistema educativo orientado hacia metas sociales. Es una economía hacia los medio de producción que estén en poder de la sociedad y utilizado en una forma planificada que ajuste la producción a las necesidades de la comunidad, distribuiría el trabajo a realizar entre todos los capacitados para trabajar y garantizaría un sustento a cada hombre, mujer y niño. La educación del individuo además de promover sus propias capacidades naturales, procuraría desarrollar en él un sentido de responsabilidad para sus compañeros en lugar de la glorificación del poder y el éxito que se da en nuestra sociedad actual.

Henry Gutierrez

C.I.: 18763404

TED707

1 comentario:

nuevaunefa dijo...

EVELYN QUIROZ
C.I: 18.778.233
SECCIÓN:TED-707

Podemos primero considerar la cuestión desde el punto de vista del conocimiento científico.

Puede parecer que no hay diferencias metodológicas esenciales entre la astronomía y la economía: los científicos en ambos campos procuran descubrir leyes de aceptabilidad general para un grupo circunscrito de fenómenos para hacer la interconexión de estos fenómenos tan claramente comprensible como sea posible.

Pero en realidad estas diferencias metodológicas existen. El descubrimiento de leyes generales en el campo de la economía es difícil porque la observación de fenómenos económicos es afectada a menudo por muchos factores que son difícilmente evaluables por separado.

Además, la experiencia que se ha acumulado desde el principio del llamado período civilizado de la historia humana –como es bien sabido– ha sido influida y limitada en gran parte por causas que no son de ninguna manera exclusivamente económicas en su origen.

Por ejemplo, la mayoría de los grandes estados de la historia debieron su existencia a la conquista. Los pueblos conquistadores se establecieron,
legal y económicamente, como la clase privilegiada del país conquistado. Se aseguraron para sí mismos el monopolio de la propiedad de la tierra y designaron un sacerdocio de entre sus propias filas. Los sacerdotes, con el control de la educación, hicieron de la división de la sociedad en clases una institución permanente y crearon un sistema de valores por el cual la gente estaba a partir de entonces, en gran medida de forma inconsciente, dirigida en su comportamiento social.

Pero la tradición histórica es, como se dice, de ayer; en ninguna parte hemos superado realmente lo que Thorstein Veblen llamó “la fase depredadora” del desarrollo humano. Los hechos económicos observables pertenecen a esa fase e incluso las leyes que podemos derivar de ellos no son aplicables a otras fases.

Puesto que el verdadero propósito del socialismo es precisamente superar y avanzar más allá de la fase depredadora del desarrollo humano, la ciencia económica en su estado actual puede arrojar poca luz sobre la sociedad socialista del futuro.

En segundo lugar, el socialismo está guiado hacia un fin ético-social. La ciencia, sin embargo, no puede establecer fines e, incluso menos, inculcarlos en los seres humanos; la ciencia puede proveer los medios con los que lograr ciertos fines.